ALMA Y LUZ

 

ALMA Y LUZ

“Una gran obra del sol,

proclama su existencia,

y su gran derecho a la vida” 


“No han encontrado respeto
y si, han encontrado dolor,
no han encontrado resguardo
y si, han encontrado ausencia”
“Quién tenga ojos para ver, que vea,
quién tenga oídos para escuchar,
que sienta el llanto de las semillas,
en un vals de angustia intermitente,
sin bocas para mamar,
sin llanto para llorar,
y sin gritos, muy aún de su pesar”.

No se cuando me di cuenta,
o comprendí…
las semillas 
que fueron gestadas 
como “la gran obra”
necesitaban
en su estadía 
en lo profundo de la tierra,
mucha agua, sol y amor,
¿serían quizás los gloriosos espíritus
que las habitaban,
los seres que reclamaban tal necesidad?

No tiene caso reparar en ello,
pues las semillas crecerían,
y se transformarían en magestuosas plantas,
dando sus frutos según su naturaleza,
quizás serían solo malezas,
o hermosos árboles donde reposar en el ocaso,
quizás serían plantas de hermosas margaritas
o quizás tan solo tímidas hortalizas,
para calmar el hambre de esta humanidad perdida,
o tal vez serían solo semillas,
semillas que volarían en libertad,
semillas que germinarían entre las rocas muriendo,
o quizás serían tan solo
don de vida,
luz,
paz,
transformación.

Quizás serían semillas de maíz.

Maíz,
que desde la raíz,
nos entierras 
en lo profundo de esta vida,
máiz,
que nos meces 
con las ráfagas del viento,
maíz,
que desde el tallo 
hasta las doradas espigas
nos entregas,
al poder de las majestuosas manos,
que han de amasarnos,
en la dura tabla de la vida,
rebosante de humilde silencio
alquimia de proporciones divinas,
lágrimas, 
sal,
un poco de fé,
resignación,
paciencia,
calor y resguardo 
en las llamas del amor.

De pronto se ha creado la vida!
vida en el pan,
vida en el alimento,
vida en la pasión,
vida en la tribulación,
vida en la redención,
vida en las cadenas y en la cruz.

Vida,
vino y sangre,
para celebrar la luz de un nacimiento
que se escapa,
que se quiebra en el dolor,
vida,
raíz
maíz,
huella de un profundo dolor,
que logra 
la transformación,
en el final
de la cruz,
cortando la raíz,
y echando a volar,
muy alto,
más allá del cielo,
más allá del dolor,
buscando la luz del sol,
crecer,
raíz,
maíz,
alma y luz
jamás cercenes la vida,
que ha habitado 
en lo profundo de un vientre de luz.
Berkanaluz 
D.R.
http://www.berkanaluz.wordpress.com
Las imágenes fueron tomadas de internet

1801165412214.barcode-150.default

alas rotas poesia 39700512_422380871617778_7235713678241169408_n

VIDEO YOU TUBE

Tema musical  Cum dederit  Vivaldi

Voz Sara Mingardo

 

 

6 pensamientos en “ALMA Y LUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .