Tres años en WordPress, “TRIBUTO A LOS POETAS MALDITOS”

 

alas rotas poesia anniversary-2x

¡Feliz aniversario en WordPress.com!
Te registraste en WordPress.com hace 3 años.
Gracias por volar con nosotros. Sigue con tu buena tarea en el blog.

Tres años en WordPress

9-9-2015   9-9-2018

Esta vez para celebrar mis tres años en WordPress, he querido hacer un tributo a los llamados “Poetas Malditos”. Sus letras profundas e intensas y a veces incomprendidas han sido el resultado de sus más profundos sentires. Mentes atormentadas o genios de la prosa y poesía, ¡yo no lo sé! ¡nadie lo sabe!, solo sé que hay un límite entre la obscuridad y la luz, hay un límite entre la cordura y la locura. Pero también hay un umbral, donde solo pueden llegar los poetas con su poesía, sin temor a incinerarse, quizás porque desde el nacimiento ya  corría el fuego por sus venas. A ellos dedico mi tributo de hoy, a ellos y a todos los demás internautas. Gracias a todos los amigos y lectores que pasan por aquí de una manera u otra, dejando sus huellas o pasando desapercibidos.

La intención que he volcado siempre en este blog  “Berkanaluz Poesía” ha sido la de plasmar mi pasión por escribir, sin patria, sin religión, sin bandera y sin fronteras, más allá de que yo tengo mi religión, mi patria y mi bandera, me quito esta piel convirtiéndome en un puente, extendiéndome para poder llegar a cada rincón y a cada alma que así lo deseé.
DANIELLA BOSSIO ( Berkanaluz)

 

“Los Poetas Malditos”

(Por orden en la secuencia de imágenes de izquierda a derecha)

Paul Verlaine,

Thomas Chatterton, Tristan Corbière, François Villon,

Antonin Artaud, Artur Rimbaud, Charles Baudelaire.

alas rotas poesia 40614336_430325217490010_2950010725482889216_n

EN EL LÍMITE

En el límite,

desafiando las efímeras fronteras,

confundiendo la muerte con el sueño,

tierra de cenizas y lava ardiente,

pude verlos,

pude acudir a su llamado,

ínfimo canto en las tinieblas,

tenue resplandor

de lo que antes fue un brillo incandescente.

En el límite,

cruzando las impúdicas

barreras del tiempo

llegue a divisarlos,

ya sin carne hechos cenizas,

lava,

crisoles semi apagados,

otrora maestros de la palabra,

hoy soles casi extinguidos.


En el límite,

de los sueños inconclusos,

carceleros de la vida,

llegué a una tierra olvidada,

ignorada y siniestra,

solo en sueños revelada,

pude verlos, sin ver,

más ellos ya no eran,

aún así pude percibirlos apenas,

y deseé con todas mis fuerzas

no despertar de ese sueño,

muerte,

muerte sueño,

canto,

grito,

lamento,

aullido,

estertores,

y no pude comprenderlos,

o quizás si,

solo bastaba

contemplar la muerte,

que les rodeaba y penetraba,

muerte,

donde se acababa el tiempo,

donde se terminaban los nombres,

donde se hundían las piernas,

donde la voz se apagaba,

muerte,

donde se ha corrompido el dolor

en la intermitencia de los sentidos,

que poco a poco se han ido extinguiendo

como las pálidas estrellas

descolgadas del firmamento,

muerte,

donde las alas se han quemado,

donde los sentimientos han culminado,

y la poesía muere,

muere,

muere,

en ese lugar muere,

y una lágrima

no le devuelve la vida,

aunque sea tan solo

una lágrima hecha de mares,

de océanos,

nada vence

esa resequedad del tiempo,

o del no tiempo.


Demasiado silencio

donde hubo palabras,

estas desaparecieron,

donde hubo danza,

estas se paralizaron,

donde hubo expresiones,

estas se han ido congelando.

Y solo fueron metáforas,

<La pipa del poeta> “Tristán Corbière”

 

Y solo esperaraban quimeras,

<Sueño para el invierno> “Arthur Rimbaud”

 

Y solo querían olvidar sus lánguidas pasiones,

<Tristezas de la luna> “Charles Baudelaire”

 

Y solo querían doblegar el intenso dolor,

<El ombligo de los limbos> “Antonin Artaud”

 

Y solo querían sublimar la angustia,

<Poema Canción de otoño> “Paul Verlaine”

 

Y solo querían evadir la cárcel,

<Balada de los ahorcados> “François Villon”

 

Y solo quisieron tomar el aguardiente,

<Despedidas> “Thomas Chatterton”.


Y después, 

solo después ha quedado,

el bien y el mal,

la flor marchita,

La flores del mal, de “Charles Baudelaire”.


Y después ,

solo después ha quedado,

el amanecer triste y gris,

el tiempo roto

y su danza interminable de días y noches

que se sucedieron,

como si nada fuera a pasar.

Pero todo se había acabado en ese lugar,

Babilonia había muerto,

y Babel en esas disueltas fronteras,

ya no podría comprenderse,

allí era donde se habían ahogado los poetas,

era donde habían muerto incineradas las letras,

allí estaban todos

en una especie de limbo purgatorio,

un lugar sin redención,

no estaban absueltos

ni redimidos,

no habían sido condenados,

tampoco perdonados,

solo estaban,

y eran ellos

los que me habían convocado,

pude percibir en ese aire

mezcla de azufre y muerte,

la máscara ya dantesca

de Rimbaud ,Villon , Baudelaire, Verlaine,

Corbière, Chatterton, Artaud…

pude percibir sus gritos,

sus alaridos,

rogando piedad,

pidiendo salvar la poesía,

implorando proteger la prosa,

suplicando resguardar el poema,

para que esta antigua logia,

casta de poetas malditos,

pudieran ser redimidos,

y escapar al fin de esa impiedad,

de no haber tenido jamás un juicio final,

que los abdicara de tanta letra siniestra,

herida en la palabra final,

herida e incendiada

como una yesca seca

en el eterno fuego del averno,

negándoles el portal,

el portal por donde poder partir

hacia las eternas tinieblas

desde donde no podrían

ya jamás regresar.

De pronto desperté

en un mar azul

y profundo,

acompañada

de una soledad agobiante,

tan sola y cansada,

tan sola

con un trozo de poesía

como única señal,

que recitaba en mi mente,

sin saber porqué

yo escuchaba,

venían,

llegaban…

las voces llegaban

más allá de la muerte.

Y decían…

“Si pudiéramos hablar,

si pudiéramos contarte,

es tan grande el dolor

en el inevitable final

que ya nunca te volveremos a convocar,

solo en la poesía podremos encontrarte,

solo en la prosa podremos buscarte,

aquella que logró sobrevolar

nuestro tiempo sin tiempo

y nos concedió

el último tiempo para poder salvarte”.

Y fue así

que desperté en un mar,

tan azul

y profundo,

un trozo de poesía

recitaba en mi mente,

un trozo de poesía

era mi tabla de salvación

para poder ser sobreviviente,

un trozo de poesía

habitaba en mi,

narrándome como poder vivir

en este obscuro mundo sin prosa,

sin poesía,

sin ilusión,

sin esperanza,

y poder salvarme,

y poder evadir así

por un tiempo más

la inevitable muerte.


Berkanaluz
http://www.berkanaluz.wordpress.com
Las imágenes fueron tomadas de internet

alas rotas poesia1801165412214-barcode-150-default

Video Youtube

 

24 pensamientos en “Tres años en WordPress, “TRIBUTO A LOS POETAS MALDITOS”

  1. Felicitaciones, compatriota, por el destacable aniversario, que sean muchísimos más. Me pareció muy oportuno tu homenaje a los poetas malditos. Está claro que nombraste a los más destacados, pero hubo muchísimos otros; entre ellos, el montevideano Isidore Lucien Ducasse, conde de Lautréamont (1846-1870). ¿Quién dijo que todos los uruguayos escribieron en castellano? También en francés; hubo para todos los gustos en nuestra pequeña pero rica historia. Te mando un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .