5 AÑOS EN WORDPRESS

5 años en WordPress

Un año muy especial, hay mucha tristeza en el mundo, así que solo voy a agradecer a quienes habitualmente pasan por aquí y leen algo de lo que publico. ¡Muchas bendiciones para todos!

Este año comparto un tributo a los viejos del mundo, esos que se ha llevado el covid y que eran parte de nuestras raíces, forjadores de sueños, fundadores de pueblos, abuelos, por sobre todo abuelos y padres que han partido solos, sin nadie que fuese testigo del último abrazo, del último beso.

Se helaron las manos cruzadas sobre todos los pechos…
Se marchitaron más flores de las que había en el jardín…
Mi amarte es una catedral de silencios elegidos,
Y mis sueños una escalera sin principio pero con fin…

Fragmento -Hora Absurda

Fernando Pessoa

TRIBUTO A LAS VÍCTIMAS ANCIANAS DEL Covid

No se ha apagado jamás

la mirada oculta

de sus casas deshabitadas.

No ha cesado jamás

el ruido

de esas habitaciones

que han quedado estáticas,

las imágenes se suceden

como sombras derramadas,

algunas sombras

han muerto asfixiadas,

abandonadas

en la profundidad de los estantes.

No ha cesado jamás

el ruido,

la humedad

colándose por las paredes,

algunos cuadros

han perdido la alegría

de sus rostros

borrados por el tiempo

implacable,

la herida de la memoria

permanece

y la sangre

estampada en las puertas

se seca poco a poco,

ha sido la llegada

y la comunión del profeta

el último tiempo de las profecías,

ellas han venido

para arrancarlos

de las raíces de la vida,

sus ventanas

quedaron cerradas

para siempre

y sus perros dormidos,

nadie les avisó

que el enemigo llegaba sigiloso

para llevarlos,

la historia

contempló con tristeza

como se le arrancaban

de sus ramas

los vástagos antiguos,

aquellos que trabajaron

y sembraron las tierras,

aquellos que acunaron

y abrazaron a sus hijos,

hay un tributo de dolor

tiñendo sus tiempos

y ni siquiera

el torrente

de las lágrimas del mundo

ha conseguido redimirlos.

No estábamos preparados

para el dolor que nos trajo

el año bisiesto

de los mellizos.

366 días

que rendirán

pleitesía

mucho más al diablo

que a Dios

por el dolor generalizado.

No estábamos preparados

para contemplar

el umbral vacío

de los caminos ancianos

y ahora se escucha el eco intermitente

de la soledad macabra,

el tiempo derribará

sus casas

pero sus historias

permanecerán escritas

con dolor

en la peor página que vivió la vida,

porque el final no fue

ni un beso

ni un abrazo

tampoco un instante

de despedida,

el final solo fue

una sala aséptica

que les arrebató

la vida.

Supimos que sus finales

no fueron buenos,

como si algún final de vida

lo fuese,

pero quizás lo único

que realmente anhelaron ellos

fue contemplar los rostros

<por última vez>

de aquellos

a los que alguna vez

les otorgaron

la vida,

sus hijos,

sus hijos,

sus hijos.

Duele el cielo encapotado

y el vuelo

de los pájaros perdidos,

no sé si alguna vez

podremos sanar

el dolor de los nidos antiguos vacíos,

las casas de los abuelos

se desmoronan poco a poco

sin puertas y sin pisos.

Mientras la historia

escribe el dolor

con la sangre del tiempo

y firma sobre el final,

2020

el año en que a todos

de alguna manera u otra

se nos arrebató

el latido.

Berkanaluz

Imagen de la red

Autora de la fotografía -Pianista Olivera Radmanović-

HORA DE LA CENIZA

-ROQUE DALTON-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .