5 AÑOS EN WORDPRESS

5 años en WordPress

Un año muy especial, hay mucha tristeza en el mundo, así que solo voy a agradecer a quienes habitualmente pasan por aquí y leen algo de lo que publico. ¡Muchas bendiciones para todos!

Este año comparto un tributo a los viejos del mundo, esos que se ha llevado el covid y que eran parte de nuestras raíces, forjadores de sueños, fundadores de pueblos, abuelos, por sobre todo abuelos y padres que han partido solos, sin nadie que fuese testigo del último abrazo, del último beso.

Se helaron las manos cruzadas sobre todos los pechos…
Se marchitaron más flores de las que había en el jardín…
Mi amarte es una catedral de silencios elegidos,
Y mis sueños una escalera sin principio pero con fin…

Fragmento -Hora Absurda

Fernando Pessoa

TRIBUTO A LAS VÍCTIMAS ANCIANAS DEL Covid

No se ha apagado jamás

la mirada oculta

de sus casas deshabitadas.

No ha cesado jamás

el ruido

de esas habitaciones

que han quedado estáticas,

las imágenes se suceden

como sombras derramadas,

algunas sombras

han muerto asfixiadas,

abandonadas

en la profundidad de los estantes.

No ha cesado jamás

el ruido,

la humedad

colándose por las paredes,

algunos cuadros

han perdido la alegría

de sus rostros

borrados por el tiempo

implacable,

la herida de la memoria

permanece

y la sangre

estampada en las puertas

se seca poco a poco,

ha sido la llegada

y la comunión del profeta

el último tiempo de las profecías,

ellas han venido

para arrancarlos

de las raíces de la vida,

sus ventanas

quedaron cerradas

para siempre

y sus perros dormidos,

nadie les avisó

que el enemigo llegaba sigiloso

para llevarlos,

la historia

contempló con tristeza

como se le arrancaban

de sus ramas

los vástagos antiguos,

aquellos que trabajaron

y sembraron las tierras,

aquellos que acunaron

y abrazaron a sus hijos,

hay un tributo de dolor

tiñendo sus tiempos

y ni siquiera

el torrente

de las lágrimas del mundo

ha conseguido redimirlos.

No estábamos preparados

para el dolor que nos trajo

el año bisiesto

de los mellizos.

366 días

que rendirán

pleitesía

mucho más al diablo

que a Dios

por el dolor generalizado.

No estábamos preparados

para contemplar

el umbral vacío

de los caminos ancianos

y ahora se escucha el eco intermitente

de la soledad macabra,

el tiempo derribará

sus casas

pero sus historias

permanecerán escritas

con dolor

en la peor página que vivió la vida,

porque el final no fue

ni un beso

ni un abrazo

tampoco un instante

de despedida,

el final solo fue

una sala aséptica

que les arrebató

la vida.

Supimos que sus finales

no fueron buenos,

como si algún final de vida

lo fuese,

pero quizás lo único

que realmente anhelaron ellos

fue contemplar los rostros

<por última vez>

de aquellos

a los que alguna vez

les otorgaron

la vida,

sus hijos,

sus hijos,

sus hijos.

Duele el cielo encapotado

y el vuelo

de los pájaros perdidos,

no sé si alguna vez

podremos sanar

el dolor de los nidos antiguos vacíos,

las casas de los abuelos

se desmoronan poco a poco

sin puertas y sin pisos.

Mientras la historia

escribe el dolor

con la sangre del tiempo

y firma sobre el final,

2020

el año en que a todos

de alguna manera u otra

se nos arrebató

el latido.

Berkanaluz

Imagen de la red

Autora de la fotografía -Pianista Olivera Radmanović-

HORA DE LA CENIZA

-ROQUE DALTON-

TODO ES EL MUNDO

 

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr109846898_1162219750815601_3130711051041944003_n

-TODO ES EL MUNDO-

Todo es el mundo,
todo lo que calla
lo que permanece
lo que agoniza.
Todo es el mundo
y tanto hiere la fe
que fue vencida,
como aquella férrea fe
que nunca se ha tenido.

Todo es el mundo
muere el ocaso cada día
como la tragedia
como la huida
muere el ocaso cada día
como el dolor muere
en la aceptación inevitable
de que todo termina
para renacer nuevamente.
Todo lo que acontece en el mundo
muere de pie
como los árboles quemados
elevando sus brazos hacia el cielo
pidiendo clemencia
sacudiendo sus manos
que serán
tan solo
hojas secas
chamuscadas
por el olvido,
pero nunca sabremos de esto
porque al final
siempre lloraremos
solamente las cenizas
de todo lo vivido.

Todo es el mundo
hay tanta abundancia de dolor
quedando poco espacio
para la alegría,
esta se ha vuelto tímida,
suele esconderse
entre los juegos
y la sonrisa de los niños.

Todo es el mundo
las manos
que se entierran
cuando llueve
arrancando las raíces
dejando una cicatriz
en el alma de la tierra,
la misma cicatriz
también cercena
las alas de los pájaros
en vuelo
y sus almas
porque toda la materia del mundo
esta hecha
del mismo grito.

“Todo es el mundo,
porque sin él
todo es la muerte
y esto es tan fuerte
que al final
no hay
vencedores
ni vencidos”.

Berkanaluz
Fotografía -Laura Makabresku-

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr109846898_1162219750815601_3130711051041944003_n

Video -YouTube-

Fotografía -Laura Makabresku-

Tema Musical -Swingin Party-  (Lorde)

JUNTOS

undefined

 

Éramos algo más que tres millones,
éramos chiquitos en tamaño,
pero grandes en sueños
y no lo sabíamos.
No supimos a tiempo
cuanto amábamos
nuestras cosas
hasta que las perdimos.
Y aunque no perdimos el día
nos atrapó la obscuridad,
y aunque tratamos
de no perder la sonrisa,
la tristeza se quedó asomando
en nuestras almas.


Éramos algo más que tres millones,
divididos
por los cuadros de futbol,
por la religión,
por las ideologías,
éramos algo más que tres millones
hasta que un día aprendimos
que aunque todos tomábamos mate
no compartíamos las tortafritas,
y llegaron las carencias para enseñarnos
disfrazadas de virus.


Éramos algo más que tres millones
pero aún éramos hermanos divididos
y tuvo que llegar la hora
de no poder comer
con nuestra propia cuchara,
y tener que pedir la del otro
para poder alimentarnos.


Éramos algo más que tres millones
y aunque estábamos hechos de barro,
no nos resquebrajamos con la sequía,
ni desaparecimos con la lluvia,
hasta que descubrimos
que nuestra hermandad tenía,
algo más que la tierra
de la cual estábamos hechos,
tenía además
algo de paja,
algo de piedra,
y una bandera con la fuerza de un sol,
y que eso se llamaba “garra charrúa”.


Un día después de la tormenta
amanecimos tomados de las manos,
y aunque no lo comprendimos,
en vez de separarnos
solo quisimos abrazarnos.


Éramos algo más que tres millones,
aunque éramos pocos
supimos tomar
grandes decisiones,
no nos pudo vencer un virus,
pero nos venció el amor
y la solidaridad
por nuestros hermanos.


Éramos algo más que tres millones,
éramos grandes
pero no sabíamos cuanto
hasta que comprendimos que solos
no podíamos,
que se necesitaban
la fuerza de todos los brazos.

Daniella Bossio

Imagen de la red

 

Tema musical -Solo le pido a Dios-

Músicos -Lucas Sugo, Martín Piña, La Dupla, Ángela Leiva, Nestor Valsi, Gonzalo Duarte, Schubert Rodriguez-

Cuatro Pasos

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr83908454_1503066419870664_5599216093471178752_n

-CUATRO PASOS-

A cuatro pasos estoy del olvido. El aire se torna irrespirable y los ojos mueren por no poder contemplarte, ¡oh aurora mágica reina de todos los tiempos!, ¡luz de los amaneceres!, perdona todas esas horas en las que no te he visto.

Sucede que los tiempos de la vida embrutecen la mirada de los hombres, nos acostumbramos a mirar más asiduamente en la profundidad del barro, que admirar a cada instante la materia del origen.

A cuatro pasos estoy del olvido, me debo aún poder contemplarte en la total magnitud de tu comienzo. Te reverencio en este instante vida, concédeme un día más para encontrarle un sentido a la existencia, para poder despertar mis ojos a la belleza, para poder salvar mis ojos de la muerte itinerante, para poder reverenciar el único instante que da testimonio de nuestra presencia, para saberte y saberme tan cerca que un único rayo de tu luz bautice mi alma con la inmortalidad de tu existencia.

Daniella Bossio

(Berkanaluz)

http://www.alasrotaspoesia.blogspot.com

http://www.berkanaluzwordpress.com

Imágenes de la red

 

Video de YouTube

-Loreena McKennitt-

-Dante Prayer-

(subtitulada al español)