EVOCANDO

Tributo a Chopin a 170 años de su muerte
(1/3/1810 – 17/10/1849)

 

Poesía
EVOCANDO

Te toco,
como toco delicadamente
las teclas de mi piano,
mi piano antiguo,
aquel que te ha llamado en cada acorde,
cruzando la distancia y el olvido,
te toco,
como una fina caricia
invisible y sutil,
te toco como viento,
como brisa transformada
en melodía apresurada
de las hojas,
ultimas pasajeras del otoño.
Te toco
evocándote,
mis dedos extendidos te encuentran
en cada acorde de este piano
para que no te vayas,
para que no partas nuevamente
hacia las montañas lejanas
de la ausencia
y me ronde este dolor
sin descanso,
que lleva tu nombre
como un filo
sangrando el recuerdo
que tengo de ti
y se ha vuelto
triste y silencioso,
como el ocaso
guardando una olvidada promesa
en los últimos rayos del atardecer,
solo en las nubes reposa tu presencia,
solo el pasado sabe donde buscarte,
la soledad duele en mis entrañas,
caballero de las montañas,
tu contemplas el horizonte sin saber
que en esta melodía
te estoy esperando,
en el teclado de un piano
resguardo
la memoria de tu piel adormecida,
quizás tu nombre sea “Chopin”
y seas mi eterno enamorado,
portador de las rosas que trascienden
la obscuridad del tiempo
transformadas en hermosas melodías
perfumando el amor
y la hora
en que vendrás a buscarme,
en tanto toco para ti
estos acordes
sin poder por ahora anunciarte,
aún llevo tu melodía
atesorada en mi alma,
como una luz bravía
que iluminará nuestro encuentro
cuando el horizonte rescate
tu presencia
de aquella línea perdida
que divide en dos
los caminos de la ilusión
que me ha llevado a esperarte
sin tiempo y sin razón,
batallando contra el olvido,
y ahogando el dolor,
con la sola condición
de poder amarte
una vez más.
Berkanaluz

D.R.
http://www.berkanaluz.wordpress.com
http://www.alasrotaspoesia.blogspot.com

 

CHOPIN – POESÍA Y EROTISMO EN EL NOCTURNO OP.15 Nº2 (ANÁLISIS)

https://bustena.wordpress.com/2018/02/02/chopin-nocturno-op-15-no2-analisis/?fbclid=IwAR3rEUIbsgKg5DuAlvyvuaGAlFgtSV9jbnPR_QpFM-klZGVIX4ZTfQ-JVdc

 

standard-150 (1)

 

Chopin 

Nocturne op.9 No.2

 

Spring Waltz (Marriage D’ amour)

George Davidson

 

Documental sobre Chopin

Tributo a -Alejandra Pizarnik-

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx70999991_525177574710571_7727651226505969664_n

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx71239580_525177794710549_4423821790963302400_n

Poesía
-CAMINOS DEL ESPEJO-
(Fragmento)
Autora -Alejandra Pizarnik-

 

I
Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.
II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde
filoso de la noche.
III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia
IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.
V
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona
el viento en el umbral.
Autora -Alejandra Pizarnik-
Escritora argentina
(1936-1972)

 

TRIBUTO a -ALEJANDRA PIZARNIK-
Escritora argentina
(29-4-1936, 25-9-1972)

A 47 años de su fallecimiento

 

-LAMENTO-

 

“No todo lo que sucede en la vida
puede comprenderse.
Quién se mira demasiado en el espejo
a veces se pierde,
a veces no vuelve,
el reflejo lo embriaga
quedando apresado
detrás de un mundo aparente,
en una orilla mortal,
donde habita el perpetuo lamento”.
Berkanaluz

 

-A TI ALEJANDRA-

 

Cuando te vi llegar a lo lejos
por el camino,
encendí las velas
para combatir
la pesada obscuridad de la noche
que habitaba en mi casa,
e hice un rico té
de jengibre
miel y canela.

Cuando te vi alejarte
por el mismo camino
nuevamente,
inexplicablemente
sin haber llegado,
llamé con tristeza al silencio
para que se sentase a mi lado
y me consolase
de ver como el té
poco a poco
se estaba enfriando
y ya nadie lo tomaría,
me quedé en compañía de tus letras Alejandra,
me quedé con tus desgarradas poesías,
con el incendio de tus venas
con el dolor de tu memoria,
y tus alas quebradas,
sabiendo que cargabas con tu miedo,
como si mil cadenas
te aferrasen.

Nunca nadie llega en realidad,
solo hasta cuando
delante de nuestra puerta
toca alguien para que le abramos,
y quiera pasar,
y no solo venga
a quedarse en nuestra casa,
sino también venga a quedarse
en nuestro corazón
iluminándonos
para siempre la vida.

Y yo me quedé con vos
Alejandra,
con tu recuerdo,
porque se que estás
en cada primavera,
estás en cada pájaro que vuela
convirtiéndose en poesía,
estás libre ya de tus cadenas,
estás libre ya sin tus penas,
“liberada,
sin el peso
de tus fecundos miedos
que le dieron alas poéticas al dolor
para que surcase
con tu libertad los cielos”.

Berkanaluz
D.R.

http://www.berkanaluz.wordpress.com
http://www.alasrotaspoesia.blogspot.com

standard-150 (1)

Imágenes de la red.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx70999991_525177574710571_7727651226505969664_n

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx71239580_525177794710549_4423821790963302400_n

 

Video YouTube

Poesía -Caminos del Espejo-

Autora -Alejandra Pizarnik –

Fotografía -Kristamas Klousch-

-ANIVERSARIO 4 AÑOS EN WORDPRESS-

wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwordpress 4 anniversary-2x

Aniversario 4 años en WordPress

9-9-2015, 9-9-2019

 

Muchas gracias a quienes siguen este blog, a quienes lo visitan, muchas gracias a quienes leen mis publicaciones. 

TRIBUTO A RAINER MARIA RILKE

 

En este aniversario he elegido hacerle tributo a un poeta de mi predilección, cuyas letras considero sublime expresión de la poesía, sin duda hay muchos otros, pero se ha dado la causalidad que yo había escrito una poesía para Rilke, en conexión con su sutil esencia, es este entonces un pequeño tributo a su magnífica contribución a la literatura de todos los tiempos.

Un hecho que me gustaría resaltar es que Rilke murió a causa de una infección generalizada que le ocasionó la espina de una rosa, él padecía de leucemia, y su sistema inmune estaba debilitado, por lo que no sobrevivió a la infección provocada por este pequeño accidente.

Como el mismo escribiera…

 “Lo bello no es sino el comienzo de lo terrible”.

 (Las elegías del Duino)

RAINER MARIA RILKE

https://www.curistoria.com/2016/03/la-muerte-de-rilke-la-rosa-la-espina-y.html

Un final si se quiere <muy acorde> para un poeta que le ha dejado hermosos versos escritos a la causa de su muerte sin saberlo.

Él mismo escribió en su epitafio…

“Rosa, oh contradicción pura, deleite
de no ser sueño de nadie bajo tantos
párpados”.

Rainer Maria Rilke

 

Berkanaluz

 

 

 

Poesía

YO LE ESCRIBÍA

-Dedicado a Rilke-

Autora Berkanaluz

 

Yo le escribía poesías a las rosas
y tú también,
tú le escribías poesías a las rosas
porque amabas el aroma
de la inmortalidad
resguardando
el eco de mi nombre
en algún lugar sin tiempo,
yo le escribía poesías a las rosas
porque cuando pensaba en ti,
caían sus pétalos perfumados
como gotas de lluvia
empapando mi silencio.

Entre los dos plantamos
un <rosal poema>
fuera del tiempo
en las arenas
de un desierto olvidado,
para que éste conservase
la sed incontenible
de poder amarnos.

¿Y para que?
quizás te has preguntado
en algún lugar del viento
haciendo eco,
si sus espinas
nos han mantenido
todo este tiempo alejados,
como si no recordasen
tus manos y las mías
escribiendo poemas
para poder
algún día,
encontrarnos
en algún lugar de esta eternidad.

¿Y para que?
resuena tu pregunta
viajando con el viento
a través del tiempo
y el espacio.

“Quizás para recordar
que en algún lugar
hecho
con laberintos antiguos
del destino
tus labios se posaron
en mis labios,
y tus manos
vistieron
con pétalos de rosas
la tibia desnudez
de mi cuerpo”.

Yo le escribía poemas
a las rosas,
tú también
y por fin hoy
nos hemos encontrado.

Somos algo entero,
algo junto,
algo subyugado,
que vuela
con alas de mariposa,
y capullo de rosa
sin tallo y sin raíces,
convertidos en
perfumada
y esplendorosa prosa,
convertidos
en un <ahora>
que rebosa
de pletórica pasión,
y un beso eterno
que ha unido por fin
tus labios y mis labios.

“Como la dulce canción de amor

tocada por tu arco de violín

que tanto nos ha invocado”

Berkanaluz

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrdescarga (2)

Poesía

APRESÚRATE 

(Dedicado a Rilke)

Autora Berkanaluz

Apresúrate,
el aroma inequívoco de las rosas,
está buscando los versos
desamparados del destino,
ni una huella de pétalos
nos han dejado,
pero ellas saben
donde encontrar nuestro camino.

Apresúrate
amado poeta,
despierta
de esos tiempos dormidos
sin versos,
tu me has sostenido entre tus manos,
ahora cual vuelta inexplicable del destino,
tus manos y las mías
han vuelto de aquél tiempo lejano,

“recordando caricias nunca olvidadas,

envueltas en rosas para perfumarnos”.

Encontrarás aquél rosal,
que una vez te ha lastimado,
ahora comprenderás que fue el amor
que una vez has rechazado.

Apresúrate,
toma ahora mi rosa entre tus manos,
ella me ha dicho,
que ha arrancado sus espinas
para no volver a herirte,
porque tu has sido
lo que <ella> por siempre más ha amado.

Berkanaluz

          RAINER RILKE rilke frase celebre libros-books-amazonia

RAINER MARIA RILKE

“Ser amado es pasar,
pero amar es perdurar”
R.M.R.


https://www.literatura.us/idiomas/rmr_orfeo.html

Fragmento de Sonetos a Orfeo (1923)
(Die Sonette an Orpheus)

SEGUNDA PARTE

Fragmento del verso VI
Versión de Jaime Ferreiro Alemparte

VI[*]
Oh tú entronizada rosa, para los antiguos
eras un cáliz de borde sencillo.
Para nosotros eres la flor plena e infinita,
un objeto inagotable.

“En tu riqueza luces vestido sobre vestido
alrededor de un cuerpo hecho tan sólo de esplendor;
pero a la vez cada uno de tus pétalos
es como un negar y rehusar todo ropaje.

A través de los siglos nos llega tu perfume,
llamándonos con sus nombres más dulces;
de pronto descansa como un loor en el aire.

Pero no lo sabemos nombrar, lo adivinamos…
Y va a incorporarse a él el recuerdo
que suplicamos en las horas de evocación”.

Autor Rainer Maria Rilke

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrilke

La Poesía de Rilke a las rosas

Poesía

«LAS ROSAS»

Autor -Rainer Maria Rilke-
Traducción de -Carlos Cámara y Miguel Ángel Frontán-

 

I

Si tu frescura a veces nos sorprende tanto,
dichosa rosa,
es que en ti misma, por dentro,
pétalo contra pétalo, descansas.

Conjunto bien despierto cuyo centro
duerme, mientras se tocan, innumerables,
las ternuras de ese corazón silencioso
que suben hasta la extrema boca.

II

Te veo, rosa, libro entreabierto,
que contiene tantas páginas
de dicha detallada
que nadie leerá nunca. Libro-mago

que se abre al viento y se puede leer
con los ojos cerrados…,
del que salen mariposas turbadas
por habérsele ocurrido las mismas ideas.

III

Rosa, tú, oh cosa por excelencia completa
que se contiene en sí misma infinitamente
y que infinitamente se expande, oh cabeza
de un cuerpo ausente de tan suave,
nada te iguala, oh tú, suprema esencia
de este flotante ámbito;
de este espacio de amor en el que, apenas se avanza,
tu aroma nos envuelve.

IV

Nosotros fuimos, empero, quienes te propusimos
llenar tu cáliz.
Encantanda con ese artificio
tu abundancia lo había intentado.

Asaz rica para llegar a ser cien veces tú misma
en una sola flor;
es el estado de quien ama…
Pero nunca pensaste en otra cosa.

V

Abandono rodeado de abandono,
ternura contra ternuras…
Es tu interior el que, sin cesar,
parece que se acaricia;

se acaricia en sí mismo,
por su propio reflejo iluminado.
Así inventas el tema
del Narciso que alcanza su deseo.

VI

Una sola rosa es todas las rosas
y es ésta: el irreemplazable,
el perfecto, el dócil vocablo,
que encuadra el texto de las cosas.

Cómo lograr decir sin ella
lo que fueron nuestras esperanzas,
y las tiernas intermitencias
en nuestro incesante partir.

VII

Apoyándote, fresca, clara
rosa, contra mi ojo cerrado -,
parecerías mil párpados
superpuestos

contra el mío, ardiente.
Mil sueños contra mi disimulo
bajo el cual voy, errante,
por el perfumado laberinto.

VIII

De tu sueño asaz repleto,
flor por dentro numerosa,
mojada como una llorona
te inclinas sobre la mañana.

Tus suaves fuerzas que duermen
en incierto deseo,
desenvuelven las tiernas formas
entre mejillas y senos.

IX

Rosa, por entero ardiente y sin embargo clara,
que tendríamos que llamar relicario
de Santa Rosa…, rosa que difunde
su aroma turbador de santa desnuda.

Rosa ya nunca más tentada, desconcertante
por su paz interior; amante última,
tan lejos de Eva, de su primera alarma -,
rosa que infinitamente posee la pérdida.

X

Amiga de las horas en las que nadie queda,
en que todo se niega al corazón amargo;
consoladora cuya presencia atestigua
tantas caricias que flotan en el aire.

Si renunciamos a vivir, si renegamos
de lo que era y de lo por venir,
¿pensamos, acaso, lo bastante en la insistente amiga
que a nuestro lado cumple con su labor de hada?

XI

Tengo una tal conciencia de tu
ser, rosa completa,
que mi consentimiento te confunde
con mi festivo corazón.

Te respiro como si fueses,
rosa, la vida entera,
y me siento el amigo perfecto
de una tal amiga.

XII

¿Contra quién, rosa,
has adoptado
estas espinas?
¿Tu alegría demasiado fina
te obligó
a transformarte en esta cosa
armada?

Pero, ¿de quién te proteje
esta arma exagerada?
Cuántos enemigos te he
sacado
que no le tenían miedo alguno.
Al contrario, del verano al otoño,
hieres los cuidados
que se te prodigan.

XIII

¿Prefieres, rosa, ser la ardiente compañera
de nuestros arrebatos presentes?
¿Es el recuerdo quien te invade aún más
cuando se va una dicha?

Tantas veces te he visto, feliz y seca,
-cada pétalo una mortaja-
en un cofre perfumado, junto a una mecha
o en un libro amado que releeremos solos.

XIV

Verano : ser por unos días
coetáneo de las rosas;
respirar lo que flota en torno
de sus almas abiertas.

Hacer de cada una que muere
una confidente,
y sobrevivir a esa hermana
en otras rosas ausente.

XV

Sola, oh abundante flor,
creas tu propio espacio;
admiras tu imagen en un espejo
de fragancia.

Tu perfume envuelve como otros pétalos
tu cáliz innumerable.
Yo te retengo, tú te muestras,
Prodigiosa actriz

XVI

No hablemos de ti. Eres inefable
por naturaleza.
Otras flores adornan la mesa
que tú transfiguras.

Te ponen en un simple jarrón -,
y he aquí que todo cambia:
es la misma frase, quizás,
pero cantada por un ángel.

XVII

Eres tú quien preparas en ti misma
algo más que tú, tu última esencia.
Lo que sale de ti, turbadora emoción,
es tu danza.

Cada pétalo consiente
y da en el viento
algunos pasos perfumados
invisibles.

Oh música de los ojos
toda rodeada por ellos,
te vuelves en el medio
intangible.

XVIII

Todo lo que nos emociona lo compartes.
Pero lo que te ocurre lo ignoramos.
Habría que ser cien mariposas
para leer todas tus páginas.

Algunas de vosotras sois como diccionarios;
quienes las cortan
querrían encuadernar todas esas hojas.
En cuanto a mí, amo las rosas epistolares.

XIX

¿Es como ejemplo que te propones ?
¿Puede uno colmarse como las rosas
multiplicando su materia sutil
que fue hecha para no hacer nada?

Ya que ser una rosa no es
según parece, trabajar,
Dios, mientras mira por la ventana,
hace la casa.

XX

Dime, rosa, ¿cómo es
que en ti misma encerrada,
tu lenta esencia impone
a este espacio en prosa
tantos aéreos transportes?

Cuántas veces el aire
pretende que lo horadan las cosas
o, bien con un mohín,
se muestra amargo.
Mientras que en torno de tu carne,
rosa, se pavonea.

XXI

¿No te produce vértigo girar
en torno a ti misma sobre tu tallo
para terminarte, rosa redonda?
Pero cuando tu propio ímpetu te inunda,

en tu capullo te ignoras.
Es un mundo que gira en redondo
para que su calmo centro ose
el redondo reposo de la rosa redonda.

XXII

De nuevo, tú sales
del país de los muertos,
rosa, tú que llevas
hacia un día de oro

esta dicha convencida.
¿Lo autorizan, acaso, esos
cuyos cráneos vacíos
nunca supieron tanto.

XXIII

Rosa, que tan tarde llegaste y a quien las noches amargas
detienen con su excesiva claridad sideral,
rosa, ¿adivinas las fáciles delicias plenas
de tus hermanas estivales?

Durante días y días te veo vacilar
en tu vaina demasiado ajustada.
Rosa que, al nacer, imitas al revés
las lentitudes de la muerte.

¿Tu estado innumerable te hace conocer
en una mezcla en que todo se confunde
ese acuerdo inefable de la nada y el ser
que nosotros ignoramos?

XXIV

Rosa, ¿hubiéramos tenido que dejarte fuera,
amada exquisita?
¿Qué hace una rosa allí donde el destino
en nosotros se agota?

No hay retorno. Hete aquí:
con nosotros
compartes, arrobada, esta vida, esta vida
que no es la de tu tiempo.

Autor Rainer Maria Rilke
Poeta
(1875, Rep. de Checoslovakia-1926, Suiza)

rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr1254138133_0

SONETO 25

Autor Rainer Maria Rilke

 

Pero ahora, querida niña, a quien amaba como una flor cuyo nombre
no conocía, tú que tan pronto fueron llevados:
llamaré una vez más tu imagen y se la mostraré,
hermosa compañera del llanto insostenible.

Bailarina cuyo cuerpo se llenó de tu vacilante destino,
haciendo una pausa, como si tu joven carne hubiera sido fundida en bronce;
llorando y escuchando. Luego, desde los altos dominios, la
música sobrenatural cayó en tu corazón alterado.

Ya poseído por las sombras, con la enfermedad cerca,
tu sangre fluyó oscuramente; Sin embargo, aunque por un momento sospechoso,
estalló en los pulsos naturales de la primavera.

Una y otra vez interrumpido por la caída y la oscuridad,
terrenal, brillaba. Hasta que, después de un terrible golpe,
entró por la puerta abierta inconsolable.

(Traducción de Stephen Mitchell en Duino Elegies y The Sonnets to Orpheus. Ed. Stephen Mitchell. Nueva York: Vintage International, 2009, p. 131.)

RAINER RILKE rainer-maria-rilke

Soneto

Autor  Rainer Maria Rilke

 

A través de mi vida tiembla sin sollozo,
sin lamento, un profundo dolor.
La sangrante nieve pura de mis sueños
alimento es de mis días más callados.
Pero a menudo la gran pregunta cruza
mi camino. Me haré pequeño y frío
y pasaré como por sobre un mar,
cuya marea no me atrevo a medir.
Después, desciende de mi una pena tan turbia
como el gris sin brillo de las noches de verano
que una estrella centelleante atraviesa —alguna vez—.
Mis manos buscan el amor
que no puede hallar mi ardiente boca,
y quisiera en voz bien alta rezar.

Tomada del libro Cartas a un joven poeta, de Rainer Maria Rilke. Traducción: Antoni Pascual i Piqué y Constanza Bernad Ribera.

https://elciervoherido.wordpress.com/…/cartas-a-un-joven-p…/

RAINER RILKE images (2)

Canción de amor

Autor Rainer María Rilke

¿Cómo podría suspender mi alma
para que no se inflame con la tuya?
¿Cómo podría elevarla sobre ti
hacia todo cuanto existe?[3]

¡Ay!, cómo me gustaría preservarla
en un lugar invisible e imposible,
en un lugar extraño y silencioso,
donde no se sienta el latir
de tu más profundo latido.

Porque todo lo que nos conmueve, a ti y a mí,
nos une como un arco de violín,
que hace nacer de dos cuerdas,
un único sonido.

¿En qué instrumento estamos siendo interpretados?
¿Qué músico nos tañe con su mano?
¡Oh, dulce canción!… [4]

Autor Rainer Maria Rilke

 

Las cartas de Rilke a un joven poeta

https://elcultural.com/las-cartas-de-rilke-a-un-joven-poeta?fbclid=IwAR3VP2MCY3yaM3CE88rMdOfdt1DYTZkk6HEzG4GtI-dF_zHQjTMZ-VKd2lM

 

 

Video YouTube

Poesía

CANCIÓN DE AMOR

Autor Rainer Maria Rilke

 

Video YouTube

Primera Elegía

Autor Rainer Maria Rilke

Voz -Maria Antonia Segarra-

 

Video Youtube

-SIEHE-

Proyecto dedicado a Rilke en Alemán

Sello de Rainer Maria Rilke /
Recitación: Jürgen Prochnow /
Voces: Veselina Kasa /
Composición, arreglo y producción: Schönherz & Fleer “Rilke Projekt” /

-Traducción de la letra-

-MIRA-

Mira, lo sabía
los que nunca caminan juntos
aprendido entre la gente;
pero el aumento de repente
respiro el cielo
Fue ella la primera. El vuelo
a través de milenios de amor
la siguiente, infinita.

Antes de que sonrieran
lloraron de alegría;
antes de que lloraran
Fue la alegría para siempre.

No me preguntes
cuánto tiempo se sintieron; cuanto tiempo
¿Podrías aún verlos? Porque los invisibles son
cielos indescriptibles
sobre el paisaje interior

Uno es el destino. Hay gente
visibles. Párate como torres. Verfalln.
Pero los amantes van
sobre la propia destrucción
siempre adelante; porque desde lo eterno
No hay salida. Quien revoca
Júbilo?

Sello de Rainer Maria Rilke /
Recitación: Jürgen Prochnow /
Voces: Veselina Kasa /
Composición, arreglo y producción: Schönherz & Fleer “Rilke Projekt” /

 

 

Video YouTube

El ángel protector

Autor Rainer Maria Rilker

Arte Roberto Ferri

 

El ángel protector

Autor Rainer Maria Rilke

 

Tú eres el ave cuyas alas vi

al despertar llamando en plena noche,

sólo con mi braceo, pues tu nombre

es un abismo de mil noches de hondo.

Tú eras la sombra en que dormía en calma,

todo sueño levanta en mi tu germen:

tú eras imagen, pero yo soy marco

que te completa en fúlgido relieve:

Cómo nombrarte? Mira arder mis labios.

Tú eres principio que se vierte inmenso:

yo soy el lento y temeroso «Amén»,

que, tímido, concluye tu belleza.

Del reposo a menudo me sacaste,

cuando me era el dormir como un sepulcro,

como perderse y escapar; entonces

me alzaste de las sombras de mi pecho

queriendo alzarme encima de las torres

como pendón bermejo o colgadura.

Tú que hablas del milagro como ciencia

y de los hombres como melodías

y de las rosas, de esos resultados

que se cumplen con fuego en tu mirada;

tú, feliz, ¿cuándo nombras una vez

lo que en su día séptimo y final

dejó siempre perdido su fulgor

en tu aleteo?

¿Mandas que pregunte?

Autor Raine Maria Rilke

Poesía:”El ángel protector”, 

Pintura: Roberto Ferri.

LIBERANDO

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB69313576_485755235319472_632162191755182080_n

LIBERANDO

 

Al final, de la vida aprenderemos que hay cosas que no se pueden cambiar, las aceptaremos porque no hay manera <que el despertar exista en la vigilia> porque en la vigilia no se retendrá nunca <el sueño> y no podremos alcanzar el tiempo, que siempre irá corriendo por delante nuestro, al final aprenderemos que la única forma de atraparlo es el instante, escuchando nuestro propio latido, respirando la verdad del segundo, que no contiene el más mínimo atisbo del pasado y menos del futuro, <esa respiración> “es tan solo un instante fuera del tiempo que nos regala la vida”.

Al final aprenderemos que no creceremos solamente desde el tallo olvidando nuestras raíces, que será inútil tratar de elevarnos antes de tiempo, al final aprenderemos que la raíz nos atrapará en la tierra, pero esto será necesario para agradecer y recordar, el lugar desde donde hemos venido, al final aprenderemos que también podemos volar, llevando nuestras raíces a cuestas, dejando que el viento las acaricie en su vuelo, no será esto tan malo, ni tampoco lo sufrirá el silencio y la obscuridad que quedará en la tierra vacía.

Porque nunca nos llevaremos <todo> de nosotros por el camino y siempre <algo de nosotros> quedará alimentando un pequeño recuerdo, en esa curva donde se quiebra la horizontalidad del tiempo.
Al final aprenderemos que el llorar será parte del crecer y no podremos evitarlo, para compensar ese dolor existirá siempre <el instante de alegría> y la sonrisa para festejarlo, después de todo, nada será eterno y nada permanecerá, “solo la intención de retener el agua en el espejo del pasado saciará nuestra sed de los recuerdos”.

Después de todo aprenderemos que podremos ser semilla, ser flor, ser mariposa, ser árbol, ser montaña, ser sol, acompañando el suspiro de la vida, porque sabremos que tarde o temprano vendrá la lluvia danzando el destino

Después de todo aprenderemos que intentar atrapar el lucero no nos dará ni más luz, ni más tiempo, ni más vida, en cambio al liberarlo volverá a iluminar en libertad el firmamento, y ya no será solo una luz, sino un resplandor iluminando todo el universo.

“Al final aprenderemos que es mejor liberar el miedo, que retener el sufrimiento”.

Berkanaluz
D.R.

http://www.berkanaluz.wordpress.com
http://www.alasrotaspoesia.blogspot.com
standard-150 (1)
Imagen de la red

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB69313576_485755235319472_632162191755182080_n

 

 

NADA TENGO

“Mientras el hombre continúa mirando

hacia el dinero,

el poder, el armamento, y las guerras,

la Tierra se quema,

quizás para demostrarnos

que ella podrá renacer desde las propias cenizas,

pero nosotros seres de carne y hueso no”.

Berkanaluz

 

“Conocemos la savia que corre por medio de los árboles como los conocemos la sangre que corre por nuestras venas. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas. El oso, el venado, el gran águila, son nuestros hermanos. El agua cristalina que corre por los arroyos y los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Los ríos son nuestros hermanos. Apagan nuestra sed. Ellos llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Así que usted debe dar a los ríos la bondad que le daría cualquier hermano”.

-Fragmento de la carta del Jefe Seattle-

 

 

TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT68799179_484145498813779_3515727870498439168_n

Imagen de la red    https://www.deviantart.com/kevron2001/art/Guard-my-mouth-637063025

 

NADA TENGO

-Berkanaluz-

 

Nada tengo,
no tengo nada misterioso,
ni la leve certeza de la noche,
ni <el poder> de iluminar del rayo,
nada tengo,
ni un consumido cigarro
entre mis dedos,
ni la humedad de la lluvia
en mis zapatos.
Nada tengo,
he perdido mi voz
en el dolor del grito,
he perdido mis ojos
en el incinerar del fuego,
nada tengo,
mis pensamientos
han muerto
tratando de contener
el mundo herido.
He quedado
como como las estatuas
de los cementerios
<tan implacablemente endurecida>
que cualquiera que mirase mi rostro
diría
¡que vacía!
solo me sostiene
una pared de roca dura
tratando de contener
el río aciago,
para que no desborde
su pena
mi camino,
nada tengo,
pasará el silencio
sin llegar a comprender jamás
que ha sucedido realmente,
porque nada tengo
y todo se reduce
a una única pregunta
que aún no ha encontrado
su respuesta…
¿que suceso,
que caída de mil soles
terminó por incendiar mi tierra?
Nada tengo,
solo tengo
un soplo de vida
hasta que se quemen
todas mis raíces,
<tengo miedo>
que la lluvia llegue
demasiado tarde,
y se convierta en cenizas 
mi destino.
Nada tengo,
nada que pueda detener el tiempo,
nada que logre aplacar el viento,
nada,
ni una voz potente,
ni una mano firme,
ni un pensamiento fuerte,
nada,
no tengo nada misterioso,
nada que me salve
en este tiempo,
ni la leve certeza de la noche
<que perdió>
su estrella iluminada,
no tengo nada que me salve
en este instante,
“nada
<salvo que llueva>
apagando el fuego,
<y que no sea demasiado tarde>
y que no sea el vapor
de mis lágrimas de lluvia
cayendo sobre un cementerio
hecho de fuego”.

 

“Hay una multitud de chispas cabalgando

por la negra espesura de la noche.

Las estrellas asombradas dirigen sus ojos

hacia la tierra.

¿Quién osa ser el reflejo de nuestro espejo?

se han preguntado las estrellas,

de inmediato lo han comprendido

llorando lágrimas de cometas azules,

cuando contemplaron el humo

dirigiendo esta procesión de chispas

sin control.

Han comprendido que es el fin,

<solo puede ser la muerte>

que ha llegado a la tierra

llevándose los árboles,

dejando solo sus cicatrices

hechas cenizas de agonía”. 

Berkanaluz

Berkanaluz
D.R.
http://www.berkanaluz.wordpress.com

standard-150 (1)

Imagen de la red

https://www.deviantart.com/kevron2001/art/Guard-my-mouth-637063025

TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT68799179_484145498813779_3515727870498439168_n

 

-Carta del Jefe Seattle-

(Voz del indio Vela)

Carta del jefe Seattle

El Presidente en Washington manda decir que desea comprar nuestra tierra. Pero, ¿cómo se puede comprar o vender el cielo? la tierra? La idea es extraña para nosotros. Si no somos dueños de la frescura del aire ni del fulgor de la aguas, ¿cómo podrán ustedes comprarlos? Cada parte de la tierra es sagrada para mi pueblo,,,cada aguja de pino reluciente, cada playa arenosa, cada neblina en el oscuro bosque, cada prado, cada insecto que zumba. Todos son sagrados en la memoria y la experiencia de mi pueblo. Conocemos la savia que corre por medio de los árboles como los conocemos la sangre que corre por nuestras venas. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas. El oso, el venado, el gran águila, son nuestros hermanos. El agua cristalina que corre por los arroyos y los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Los ríos son nuestros hermanos. Apagan nuestra sed. Ellos llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Así que usted debe dar a los ríos la bondad que le daría cualquier hermano. Si les vendemos nuestra tierra, recordar que el aire es precioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con toda la vida que sustenta. El viento le da a nuestros hijos el espíritu de la vida. ¿Le enseñan a sus hijos lo que nosotros hemos enseñado a nuestros hijos? Que la tierra es nuestra madre. Lo qué le acontece a la tierra le acontece a todos los hijos de la tierra. Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra. El hombre no tejió la tela de la vida, él es sólo un hilo en ella. Lo que hace con la tela se lo hace a sí mismo. Hacer daño a la tierra es despreciar a su creador. Tu destino es un misterio para nosotros. ¿Qué pasará cuando los búfalos sean todos sacrificados? Los caballos salvajes domesticados? ¿Qué pasará cuando los rincones secretos de los bosques son pesados con el aliento de tantos hombres y la vista de las colinas maduras borradas con alambres que hablan? ¿Dónde estará el matorral? Ido! ¿Dónde estará el águila? Ido! ¿Y qué quiere decir adiós al caballo veloz y luego cazar? …El fin de la vida y el comienzo de la supervivencia.

Jefe Seattle

Tributo a -Thomas Chatterton-

TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT69066756_482843842277278_8950874624124518400_n

Obra -“La muerte de Chatterton” (Detalle)
1856 (Galería -Tate Modern- Londres)
por -Henry Wallis- (1830-1916) Londres

-Thomas Chatterton-

20 de Noviembre de 1752 – 24 de Agosto de 1770 (Londres)
 249 años de su fallecimiento

 

 

-EL VIAJE INTERMINABLE DEL PAPEL-

-Tributo a Thomas Chatterton-

Berkanaluz

 

El viaje interminable del papel,
nunca comienza ni termina,
pero quizás sea cuando en él se siembra
la primera palabra
y luego se engendra el punto
creando todos los sueños
cuando éste realmente “nace a la vida”,
el viaje interminable del papel
transcurre en ensuciarse
siendo manoseado por mil manos.
a veces roto,
a veces destrozado.

A veces su viaje es
pasar desde lo inmaculadamente blanco,
a la precariedad intermitente de los grises,
siendo un eslabón hacia lo negro,
lo insondable,
lo inexplicable,
y compartir cada palabra
que crea un arco iris,
transformar la obscuridad
en luz,
para sanar la vida,
pero a veces no puede llegar a tiempo
y ese es el dolor insoportable del papel.

El viaje interminable del papel,
lo hace ser un voraz pasajero de lo incógnito
a veces no quiere ser reconocido
porque habitar en las palabras de una despedida
es un peso muy profundo,
y él viaja sin pausa
soportando el dolor del tiempo transcurrido,
al saberse tan expuesto
al inexorable
paso de los años,
el papel esboza una lágrima intangible,
al despertar de su sueño
es cuando se hace consciente
de su fragilidad
y solo quiere
huir del amarillo implacable,
huir de ese color que lo delata,
huir de alguna manera
de las arrugas que yacen en su cuerpo
tan fino y delicado,
porque sabe que su final tan inmerecido
será ser engullido por las llamas,
y en el peor de los casos,
morir abandonado al final del tiempo,
como un libro
en un polvoriento estante olvidado,
o tal vez morir como una carta
que nunca se envió,
o tal vez que alguna vez se envió
y nunca fue leída,
y marcó el final de un amor
que olvidó poco a poco
los abrazos
y las promesas
pero jamás pudo
olvidar las heridas del silencio.

En un mundo que no comienza ni termina
viaja el papel,
donde algunas veces
ha sido testigo involuntario
de como han terminado
las tristes vidas
de algunos poetas
que por el mundo
han sido tan incomprendidos.

Tributo a -Thomas Chatterton-

Berkanaluz
D.R.

http://www.berkanaluz.wordpress.com
http://www.alasrotaspoesia.blogspot.com

 

standard-150 (1)

thomas-chatterton-de-joven-idiota-a-genio-la-historia-de-como-un-adolescente-engano-al-mundo-literario-502938

Obra -“La muerte de Chatterton” 
1856 (Galería -Tate Modern- Londres)
por -Henry Wallis- (1830-1916) Londres

 

Herny Wallis -Paintings

 

 –Chatterton-
-Leoncavallo- Intermezzo.

 

432 HZ -R. LEONCAVALLO-CHATTERTON 

Ópera completa – nr.1

Información sobre la vida de  –Thomas Chatterton- 

https://www.msn.com/es-ar/noticias/otras/thomas-chatterton-de-joven-idiota-a-genio-la-historia-de-c%C3%B3mo-un-adolescente-enga%C3%B1%C3%B3-al-mundo-literario/ar-AAAbR7S

https://thecitizen.es/cultura/chatterton

16 de Agosto, el origen del día del niño en Paraguay

16 de agosto…El origen del día del niño, en Paraguay

 
-16 de agosto de 1869 – 16 de agosto 2019-
 
150 años del mayor holocausto infantil, <que jamás vuelva a suceder>.
 
 

 

 

Sagrado fuego, no enciendas jamás estos rescoldos nuevamente, pero que el viento lleve las memorias de sus chispas, no para que quemen, sino para que simplemente mantengan encendidas sus almas, que recordar y llorar ya no pueden.

Berkanaluz

 

 

 

Las historias duermen,
los hospitales sufren
sin poder salvar
los espectros heridos, 
los orfanatos lloran 
un siniestro vacío, 
y los cementerios ocultan 
historias sangrientas,
tan sangrientas,
como decapitadas horas
pidiendo clemencia
para poder detener 
el tiempo
y olvidar 
el profundo dolor 
de los recuerdos,
implorando perder
sus memorias.
Berkanaluz

 

PUEBLO BLANCO

 

 

Indefectiblemente
las tristezas
se habían catapultado
hacia los obscuros
suburbios de la vida,
donde los callejones
danzaron
telarañas de ausencias,
y el viento
nació y murió
enredado en los
inequívocos
estertores del silencio.

Jamás ese pueblo
abandonado
había sido tan blanco,
blancas sus sábanas
blancos sus manteles,
blancas sus flores
como de pálidas muertes,
blancas banderas,
como si de una
rendición desesperada
se hubiese tratado,
y el perdón
aún continuara implorándose.

Indefectiblemente
las tristezas habitaban
en ese extraño pueblo
y a cada instante
llegaban más,
rodando,
como bolas gigantescas
de nieve,
deslizándose
por un invisible tobogán
del tiempo olvidado.

Me pregunto quienes fueron
sus verdugos,
quienes fueron
los cuatro jinetes
del apocalipsis,
talvés fueron
las horas
despiadadas,
que detrás
de los ocultos rostros
de la maldad,
liberaron
las tragedias
sin compasión,
o tal vez
fueron
las almas negras,
que acertaron las últimas
cuchilladas,
sin compasión,
asestadas
a la noche más obscura,
quienes arrancaron
las sonrisas
de los niños,
borrando hasta
la última
de sus pequeñas miradas.

Hay un sórdido dolor,
de incomprensiones,
hay un sórdido dolor
de inocencias truncadas,
se han borrado
de los libros de la vida,
las estrofas lúgubres
de este terrible mandato…
“Dejad un pueblo desolado y vacío”
“Dejad un pueblo arrasado,
como si mil volcanes
hubieran explotado”.

Hay un sórdido dolor
en esos abandonados caminos,
hay un sórdido dolor esperando
vencer el cruel destino,
mientras tanto
el dolor ha de esconderse
entre paredes
y pisos demolidos,
resistiendo
el embate del tiempo,
para que ese
solitario pueblo blanco,
no caiga jamás
en el olvido.


Berkanaluz
D.R.


https://itanramada.blogspot.com/2010/09/el-barbaro-gaston-de-orleans-conde-de_24.html

https://itanramada.blogspot.com/2010/09/gaston-de-orleans-conde-de-eu.html

http://www.berkanaluz.wordpress.com
La imagen fue tomada de internet

aaalas-rotas-poesia-43759535_453941745128357_6502569216149815296_n