LA CASA DEL DESEO

NUEVA EDICIÓN DE LA ETERNIDAD

(Fragmento)

Autor  -Gonzalo Escudero Moscoso-

Poeta y diplomático

Ecuador (1903-1971)

 

“El tiempo no ha pisado este aire. 
Y no ha tocado el aire esta agua. 
Ni el agua caminó en esta piedra. 
Ni la piedra se desolló en esta ascua. 
Aire, agua, piedra y ascua,
sin tiempo, ojos, ni tacto.
Y adentro, ancha de mundo, 
la herida vegetal del canto, 
este durar en soledad liviana
y este morir sin muerte en el espacio. 
La eternidad apenas
es el ocio de jugar a los astros, 
de fumar nubes
y de ignorarnos”.

Autor  -Gonzalo Escudero Moscoso-

tumblr_o3hz97kyju1rebxsto1_1280

LA CASA DEL DESEO

 

La casa del deseo ha quedado abandonada,

llena de pájaros inciertos,

sin puertas, 

sin ventanas,

tan solo un viejo espejo

da testimonio de una pasión lejana,

reflejos tenues penetran

la obscuridad reinante,

dejando ver

recodos de lamentos

vencidos por el tiempo

colándose por esos espacios

llenos de silencios,

en ese lugar

hay vestigios etéricos

de copas

con vino servidas

embriagando las huellas del espíritu,

para que no se escape,

para que no se pierda

su diamante rojo y líquido.

 

Tornasolado crisol,

testigo de un amor inolvidable

aferrándose a la vida,

arañando las almohadas

en las sombras,

escondiéndose de la claridad del mañana,

son tiempos que sobreviven

al vuelo

de los pájaros inciertos.

 

El viejo espejo

da testimonio…

entre él

y la húmeda pared

se resguardan

trazos de piel y seducción,

quedaron atrapados

debajo de sábanas

y olvidos,

como conteniendo las tinieblas,

como conteniendo el abismo,

como cuando una palabra 

no es suficiente

para cavar el surco,

y revivir la semilla.

 

Y un cielo gris,

como un premonitorio vacío

ausente de testigos,

alumbra con su diáfana luz

una pequeña foto abandonada,

tan llena de besos y de hastíos,

tan llena de aromas,

tan sola,

tan callada,

insistiendo en mortales silencios

matando poco a poco la vida

como el veneno

de una ponzoñosa serpiente.

 

Una pequeña foto abandonada

sobrevive

tan llena de soledad como los pueblos vacíos,

tan vacía que se le han borrado sus nombres

pero tan pletórica de goces,

como su evocadora imagen lo muestra,

tan arrugada

y tan llena de besos rojo carmín

desgastados por la marea del tiempo,

besos inconclusos que murieron

como perros desintegrados en el viento,

mostrando una historia

testigo del sol en el ocaso,

testigo de un amor mudo

que temió el fracaso,

como si mil inviernos lo hubiesen habitado,

hay lágrimas que lloran,

porque subsisten cansadas

de la espera

en esa vieja habitación vacía,

danza de cuerpos que se amaron,

sus nombres fueron entrelazados en el silencio

hilvanando eras y memorias

existiendo aún hoy

en esa casa abandonada

exenta de formas

y sin rastros

de aparente vida.

 

La memoria de las paredes

no hace más que nombrarles,

la memoria de las paredes

no hace más que recordarles,

los ecos 

de los <te amo perdidos>

extraviados como cometas errantes

en noches profundas

del universo,

danzando aún la llama

de una pasión inextinguible,

espiral de besos y pasiones

cual burdel prohibido

alumbran

un piadoso crucifijo de madera,

que desde la pared húmeda y obscura

perece resistir el paso del tiempo,

jurando una fidelidad que fue amparada

en un inmortal amor prohibido.

 

La casa del deseo ha quedado abandonada,

como jardín sin rosas,

como riachuelo sin agua,

esperando

una copiosa lluvia

de pasiones

y tumultuosos deseos,

para poder despertar por fin

las memorias

que ha querido llevarse el olvido.

 

La casa del deseo llora

historias de pasiones y alboradas,

la casa del silencio llora

junto al río

las horas de gozo y de gloria

que sembraron los nombres

de esos dos antiguos

y transparentes amantes, 

lloran los tiempos que acercaron

sus caminos junto al abismo,

y los vieron caer,

caerse,

cayendo

hacia la nada.

 

Aunque los tiempos

como golondrinas se volaron,

y los años,

los años que juntos se escaparon

se fueron muy lejos

de las pasiones que matan

y mueren

en este mundo de hastío,

se han marchado

con sus recuerdos,

danzando como hojas de otoño,

secas,

amarillas,

sin poder ser parte de la savia,

que volverá algún día

para alimentar la raíz.

“La casa del deseo es un recuerdo hueco,

donde se fue el tiempo,

más permaneció

en el silencio,

en la penumbra,

una extraña forma de vida”.

Berkanaluz

D.R.

http://www.berkanaluz.wordpress.com

La imagen fue tomada de internet

tumblr_o3hz97kyju1rebxsto1_1280

standard-150 (1)

Abrázame

Instrumental Piano Cover

 

IMAGINARIA

“Imaginaria es mi vida que habita en ti, sin tiempo y sin espacio”

BERKANALUZ

601846_302098236590794_1029369111_n

POESÍA

IMAGINARIA

 

¡Si!, volvimos a caminar ausentes

por aquellas calles desiertas,

haciendo como que no pasa nada,

resultado de tratar de comprender lo incomprensible.

“Imposible” pensaste vos,

y yo me hice eco de tu idea,

pero antes, mucho antes de aceptar

esta inaceptable posibilidad,

mucho tuve que caminar,

sin tener la mas mínima piedad,

de lo que yo misma sintiera,

al presentir esta dolorosa verdad.

Y fue así que caminando me empapé con la lluvia,

de lágrimas caídas,

y fue así que caminando me embarré con el barro,

de tus memorias perdidas.

¿ A donde fui a parar huyendo de ti?

Al único lugar en el que yo sabía, podía evitarte,

a la frontera de tu inevitable indiferencia,

al límite del tiempo que nunca me diste,

a las palabras que siempre me negaste.

En esos espacios, en esos recovecos,

en esas tierras imaginarias,

allí me escondo, para no recordar, para olvidarte…

Imaginaria,

es mi tierra contigo,

ya que habita en ningún lugar,

en ninguna parte.

Imaginaria

es mi vida que habita en ti,

sin tiempo y sin espacio,

hoy tierras de penumbras…ya no te veo,

camino despacio, segundo a segundo,

porque este mundo se está desmoronando,

hoy estas en algún lugar, en alguna parte,

en un mundo donde ya, me estas olvidando,

en un mundo que ha rotos sus puentes,

  que no me permite llegarte,

hoy estás en algún lugar, en alguna parte,

en otros ojos, en otro mar,

en otros abrazos, en otro darte,

amando pero no a mi,

amando pero olvidando,

amando sin enterarte,

que yo aquí muero sin ti,

que muero por esperarte.

BERKANALUZ

DERECHOS RESERVADOS

http://www.berkanaluz.wordpress.com

La imagen fue tomada de internet

1608028524400.standard2-300.default

601846_302098236590794_1029369111_n

LA MUSICA, MEDICINA PARA EL ALMA

 ele7

María Damiani / ¿Hay algo que se pegue más que una buena melodía?

La música, medicina para el alma

Desde el año 1500 aC ya había constancia de la influencia de la música sobre el cuerpo humano considerándola como un agente capaz de curar el cuerpo, calmar la mente y purificar el alma.

Los griegos de la Antigüedad dedicaron gran atención a la música no sólo como instrumento para la educación sino como un recurso estimulante que mejora los estados anímicos, la memoria y la concentración.

Aristóteles fue uno de los que realizó notables aportaciones sobre la naturaleza del sonido y sus efectos sobre las emociones, el carácter, el comportamiento y la salud. El poder terapéutico de la música es incuestionable.

Pero, ¿por qué se conceptualiza la música como un alimento para el alma?

En este caso, la palabra alma se puede asociar a la consciencia, al interior de cada uno.

La música favorece la relajación, aleja los malos pensamientos y sumerge a las personas en un estado de armonía mental. Se puede decir que es un alimento que trae alegría, paz, expectación de lo bueno, y la belleza del sonido penetra en lo más profundo del ser.

Actualmente, la musicoterapia como disciplina de salud se ha extendido alrededor del mundo.

El Prof. Dr. Rolando O. Benenzon define la musicoterapia “como una psicoterapia que utiliza el sonido, la música, los instrumentos corporo-sonoro-musicales para establecer una relación entre musicoterapéuta y paciente o grupos de pacientes, permitiendo a través de ella mejorar la calidad de vida y recuperando y rehabilitando al paciente para la sociedad”.

La musicoterapia reduce la ansiedad a través de la música y sus componentes. Esto aumenta el optimismo, promueve la calma y hace que los pacientes se olviden de la mayoría de sus problemas tantos físicos como emocionales, sociales y cognoscitivos.

¿Qué es lo que hace que la música tenga un efecto sanador?

La armonía, la melodía y el ritmo tienen un efecto curativo. Escuchar música puede llevar a uno a alturas de belleza y revelación espiritual. De igual forma, contribuye a la espiritualización del pensamiento en la vida diaria y a mantener una atmósfera elevada que ayude a mantener sano el ambiente. La música resulta inspirativa y acerca a la conexión con todo lo divino, lo supremo, permitiendo llegar a un mayor entendimiento de las ideas del Alma.

La escritora Mary Baker Eddy valoraba la música y destacó en uno de sus libros, Escritos Misceláneos que “la música es la armonía del ser; mas la música del Alma aporta las únicas melodías que conmueven los acordes del sentimiento y despiertan las cuerdas del arpa del corazón”.

Puedes sentir la música en tu corazón y dejar penetrar esa armonía en el fondo mismo de tu ser. Así te sentirás sano.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana

FUENTE  http://www.noticiaspositivas.net

maiev25f359