5 AÑOS EN WORDPRESS

5 años en WordPress

Un año muy especial, hay mucha tristeza en el mundo, así que solo voy a agradecer a quienes habitualmente pasan por aquí y leen algo de lo que publico. ¡Muchas bendiciones para todos!

Este año comparto un tributo a los viejos del mundo, esos que se ha llevado el covid y que eran parte de nuestras raíces, forjadores de sueños, fundadores de pueblos, abuelos, por sobre todo abuelos y padres que han partido solos, sin nadie que fuese testigo del último abrazo, del último beso.

Se helaron las manos cruzadas sobre todos los pechos…
Se marchitaron más flores de las que había en el jardín…
Mi amarte es una catedral de silencios elegidos,
Y mis sueños una escalera sin principio pero con fin…

Fragmento -Hora Absurda

Fernando Pessoa

TRIBUTO A LAS VÍCTIMAS ANCIANAS DEL Covid

No se ha apagado jamás

la mirada oculta

de sus casas deshabitadas.

No ha cesado jamás

el ruido

de esas habitaciones

que han quedado estáticas,

las imágenes se suceden

como sombras derramadas,

algunas sombras

han muerto asfixiadas,

abandonadas

en la profundidad de los estantes.

No ha cesado jamás

el ruido,

la humedad

colándose por las paredes,

algunos cuadros

han perdido la alegría

de sus rostros

borrados por el tiempo

implacable,

la herida de la memoria

permanece

y la sangre

estampada en las puertas

se seca poco a poco,

ha sido la llegada

y la comunión del profeta

el último tiempo de las profecías,

ellas han venido

para arrancarlos

de las raíces de la vida,

sus ventanas

quedaron cerradas

para siempre

y sus perros dormidos,

nadie les avisó

que el enemigo llegaba sigiloso

para llevarlos,

la historia

contempló con tristeza

como se le arrancaban

de sus ramas

los vástagos antiguos,

aquellos que trabajaron

y sembraron las tierras,

aquellos que acunaron

y abrazaron a sus hijos,

hay un tributo de dolor

tiñendo sus tiempos

y ni siquiera

el torrente

de las lágrimas del mundo

ha conseguido redimirlos.

No estábamos preparados

para el dolor que nos trajo

el año bisiesto

de los mellizos.

366 días

que rendirán

pleitesía

mucho más al diablo

que a Dios

por el dolor generalizado.

No estábamos preparados

para contemplar

el umbral vacío

de los caminos ancianos

y ahora se escucha el eco intermitente

de la soledad macabra,

el tiempo derribará

sus casas

pero sus historias

permanecerán escritas

con dolor

en la peor página que vivió la vida,

porque el final no fue

ni un beso

ni un abrazo

tampoco un instante

de despedida,

el final solo fue

una sala aséptica

que les arrebató

la vida.

Supimos que sus finales

no fueron buenos,

como si algún final de vida

lo fuese,

pero quizás lo único

que realmente anhelaron ellos

fue contemplar los rostros

<por última vez>

de aquellos

a los que alguna vez

les otorgaron

la vida,

sus hijos,

sus hijos,

sus hijos.

Duele el cielo encapotado

y el vuelo

de los pájaros perdidos,

no sé si alguna vez

podremos sanar

el dolor de los nidos antiguos vacíos,

las casas de los abuelos

se desmoronan poco a poco

sin puertas y sin pisos.

Mientras la historia

escribe el dolor

con la sangre del tiempo

y firma sobre el final,

2020

el año en que a todos

de alguna manera u otra

se nos arrebató

el latido.

Berkanaluz

Imagen de la red

Autora de la fotografía -Pianista Olivera Radmanović-

HORA DE LA CENIZA

-ROQUE DALTON-

RESPLANDOR

-RESPLANDOR-

Somos peligrosos,

tomamos el dolor

y lo convertimos en camino,

tomamos el tiempo

y lo convertimos en olvido,

tomamos los recuerdos

y los convertimos en polvo,

nada nos hace daño.

Somos peligrosos

somos gente que solo ve futuro

enteramente conscientes del presente.

Somos peligrosos,

no aramos la tierra

con bueyes perdidos,

tocamos melodías que no acaban,

sembramos semillas del mañana

en auroras boreales fabricadas.

Somos patria,

somos origen,

damos la bienvenida

a la sonrisa,

el dolor nos sana.

Somos peligrosos,

la historia no nos cambia,

amamos lo que permanece,

patria,

religión

familia,

bandera

el sol creador de la materia,

energía sublime.

Somos peligrosos,

no nos doblegan

las palabras amenazantes

ni hirientes,

no somos maleables por el miedo,

aunque el miedo a veces

se nos cuela hasta el alma,

pero no nos vence,

seguimos haciendo camino

al andar.

Somos peligrosos,

no nadamos en favor de la corriente,

el remolino nos atrapa,

pero hemos aprendido a escaparnos,

el cielo es una referencia

que jamás morirá para nosotros,

no nos pueden robar

aquello que nos pertenece,

somos origen

y solo respondemos a Dios

cuando nos llama.

Somos peligrosos,

curamos nuestras heridas

con el suero

de nuestras propias lágrimas.

Somos peligrosos,

somos gente que no sucumbe

al poder,

no nos seduce la inercia,

no alabamos nombres poderosos

que nos ofrecen cenizas

para que sacrifiquemos el fuego

y la luz,

al contrario

los combatimos

con nuestras mejores armas,

la verdad y la palabra

son disparos

que defienden

sin derramar una sola gota

de sangre,

son disparos

que amedrentan

sin lastimar

el alma,

y es por eso que si nos atrapan,

solo miramos llover,

porque sabemos

que tarde o temprano

el sol vuelve a salir,

y su calor

nos alimenta el alma,

somos mariposas eternas,

libélulas

pájaros de almas libres

jamás podemos morir.

Somos peligrosos,

no somos del caviar,

somos del pan

aquel mismo pan

que Jesús repartió en su última cena

entre sus doce apóstoles,

en su última cena

que ya no tuvo un mañana.

Somos peligrosos

somos gente

que queremos vivir,

construyendo para el mañana

que a Jesús le fue arrebatado,

por eso sembramos amor

en cada surco abierto

que la vida nos reclama,

porque es esta tierra

el único lugar

donde podemos vivir

mientras nuestro tiempo

no se acaba,

es en el único lugar

donde podemos vivir,

y que muchos quisieran arrebatarnos,

el hoy,

hoy,

hoy somos peligrosos

somos el amanecer que cada día

con gran energía nos reclama.

Somos peligrosos

somos camino

sendero

amor

y nada,

nada nos hace aminorar

nuestra marcha

menguar nuestra lucha,

ni retroceder nuestros sueños

para hacerlos realidad.

Somos gente

que persigue

el primer resplandor de luz

que el camino

día a día nos regala

aunque ello

nos implique llegar

hasta el mismísimo borde del abismo

y saltar hacia el precipicio

porque confiamos

en el abrazo protector

que Dios siempre

nos manda.

Berkanaluz

Imagen de la red

ESTOY BUSCANDO

Estoy buscando el mundo,
se me ha perdido
el bullicio de las calles,
la risa de los niños,
se me ha perdido el mundo,
¿donde quedaron las multitudes de Venecia?
¿donde quedó la fe al Cristo Redentor?
Ha callado la sabiduría del Machu Picchu,
solo el viento ha de ulular
acariciando sus piedras y sus raíces.
Se me ha perdido el mundo,
sa han apagado el humo de las fábricas,
se han vaciado los parques infantiles,
se me ha perdido el mundo,
la Torre Eiffel luce
como un gigante de fierro abandonado.
<La Estatua de la Libertad>
ha apagado su llama
con las lágrimas del cielo.
Se me ha perdido el mundo,
hace tiempo luchábamos por salvar
a los Koalas del incendio,
hoy no sabemos donde están,
ni cuantos han sobrevivido.
Hace un tiempo escuchábamos
el llanto de los niños en las guerras
hemos vivido queriéndolos abrazar,
hoy no sabemos sin han sobrevivido,
o si solo han querido callar
el miedo que los ha oprimido
sin poderse expresar.
El silencio ha agotado las piedras,
se ha escondido bajo los pisos
en los abandonados sótanos
alimentando desde la obscuridad
nuestros miedos,
y el miedo se percibe
detrás de los barrotes
de las cárceles
que se han convertido
nuestras casas.
Solo el volar tiene sentido,
solo los pájaros
nos recuerdan el sonido
con sus trinos,
ellos no se rendirán nunca al viento,
y menos lo harán con sus destinos.
Se me ha perdido el mundo
no sé si algún día
lo volveremos a encontrar,
mientras tanto peregrino
te invito
a volar con nuestra imaginación
en alas de la esperanza,
hasta que algún día
abandonemos este forzado encierro,
y nos volvamos a abrazar.
Berkanaluz
D.R.
Imágenes de la red

TRIBUTO A TODOS LOS MÉDICOS Y ENFERMERAS DEL MUNDO.

Para todos mis seguidores, mis lectores, para quienes eventualmente pasen por aquí, les pido que se cuiden mucho, y que tengan presente que la única manera que tenemos para vencer el c v 19 es la cuarentena, cortando el ciclo de contagio. Espero que todos esten bien, y en la medida que todos nos cuidamos, cuidamos el mundo, y cuidamos a quienes son la primera línea de batalla en el combate contra el avance de este virus. Los médicos, enfermeros, limpiadores, ya no dan más, hay saturación en los centros de asistencia de todas partes del mundo, cada uno de nosotros que abandona la cuarentena sin tomar extremos recaudos esta sobrecargando aún más los hombros de estas nobles personas. Al c v 19 lo combatimos entre todos cooperando, le envío un abrazo fraterno para todos allí donde esten, muchas bendiciones para ustedes. ¡Fuerza mundo! Todo llega y todo pasa, solo quedará el amor, la solidaridad, la empatía, y todos unidos por un solo corazón. Daniella (Berkanaluz)

#QuédateEnCasa

#NoEstamosSolos

#cuarentena


Dicen que un día Dios despertó de su sueño y quizo bajar a la tierra. Hacía mucho tiempo que había perdido contacto con sus hijos, pero ahora buscaba sus ángeles, él quería saber cuanto habían crecido sus alas, él los había vestido de blanco porque sabía que al final de los tiempos solo sería la obscuridad reinante. Dicen que Dios les tomó un sagrado juramento a sus ángeles, que no podrían quebrar y que honrarían por siempre con sus vidas. Habían prometido velar por el desamparado y el enfermo, y aunque ellos podrían volar prometieron quedarse hasta el final de los días. Dios supo de la tremenda tarea de estos ángeles y los encerró entre paredes de cemento para entrenarlos, en cambio a otros los dejó libres marchando por los pueblos, porque entre el hambre y el abandono serían entrenados, les enseño a traer vidas al mundo, y a otros les enseñó a sanar a los enfermos, pero a toda su legión de ángeles les hizo comprender lo sagrado de la vida, y aunque en medio de las guerras ellos pudiesen estar se quedarían, y aunque en medio de las pandemias pudiesen estar, ellos seguirían, venciendo el miedo, venciendo el cansancio y aunque en medio del dolor, la muerte, la hambruna pudiesen estar, ellos nunca abandonarían, solo si los llamase Dios se marcharían. Dicen que Dios despertó una noche, la noche más obscura que a la humanidad azotó, más él sonrió tranquilo porque en la tierra a todos sus ángeles de blanco encontró, y allí estaban todos abrazando el miedo y tan valientes como el los enseñó.

Tributo para todos los médicos y enfermeras del mundo que están de pié combatiendo c v 19, tributo para aquellos médicos y enfermeras que el c v 19 se llevó. 2020 el año en que la humanidad entera conoció a los verdaderos ángeles de la Luz. Si alguna vez sería la segunda venida del Cristo, que a toda la humanidad prometió, sin duda esa vez sería ahora, ante tan inmensos actos de compasión.

2020 el año en que conocimos el mayor peligro, pero también los mayores actos de abnegación.

Daniella Bossio (Berkanaluz)

En la imagen, Elena Pagliarini, una enfermera italiana completamente agotada tras horas de servicio ininterrumpido atendiendo enfermos de c v 19.

https://www.cadena100.es/trending-topic/noticias/alessia-bonari-elena-pagliarini-enfermeras-italianas-viral-20200313_645390

HEREDÉ LA CULPA

bf3a4e1106caa57e9ca1b3763b9b3090

-HEREDÉ LA CULPA-

 

Heredé la culpa,

esa

que hallábase perdida

en los caminos

escondida del sol 

y con olor a hierba buena.

Heredé la culpa

de todos los peregrinos

del pasado

que descansaron 

a la sombra del roble.

Heredé la noche

encrucijada de los pueblos

perdidos,

entre las lunas

de la historia

donde lloraron sus muertos

sin volver a tenerlos

entre sus brazos,

heredé la culpa

de esas noches sigilosas

que escaparon de las sombras

y fueron a parar

al sepulcro del olvido.

Heredé

esa memoria encarnizada

persiguiendo siempre el resplandor

para olvidar el dolor

de sentir sus manos

manchadas de tierra,

manchadas del horror

cargando la culpa

de un mundo

enceguecido por la maldad

de ocultar la verdad

desde el anochecer del tiempo,

hasta que regresen los peregrinos,

hasta que regresen y sean

los ojos del mundo

renovados

en un nuevo amanecer

donde la paz

y el amor

sean el sol

y la sombra

y deseé

nuevamente nacer

nacer

nacer

para reescribir nuevamente

esta historia

sin tiempo y sin final

que es la vida

y que siempre vuelve

en otro tiempo

en otro lugar

en otra hora

girando

como si fuese

eternamente

una noria

cargada de culpa

de culpa

de culpa.

Berkanaluz

Imagen de la red

.bf3a4e1106caa57e9ca1b3763b9b3090 

 Poesía -Poesía amor de mis entrañas-

Autor  -Federico García Lorca-

Recitado -Irene Escolar-

Puntuación: 1 de 5.